Viernes, 04 de mayo de 2012

Adalat Oros 20
Adalat Oros 30
Adalat Oros
60

Tabletas de liberación osmótica

Bayer S.A.

Composición:

Adalat Oros 20: 20 mg de nifedi­pino

Adalat Oros 30: 30 mg de nifedi­pino

Adalat Oros 60: 60 mg de nifedi­pino

Excipientes: hidroxipropilmetil celulosa, óxido polietilénico, estearato de magnesio, cloruro sódico, óxido férrico rojo (E172/C.I.77491), acetato de celulosa, polietilenglicol 3350, hidroxipropilcelulosa, propilen­glicol, dióxido de titanio (E 171/ C.I. 77891).

Indicaciones:

1. Tratamiento de la cardiopatía coronaria - angina de pecho crónica estable (angina de esfuerzo)

2. Tratamiento de la hipertensión arterial

Tratamiento de 6321 pacientes con al menos un factor de riesgo adicional y un seguimiento de 3 a 4,8 años, realizado en un estudio multinacional, doble ciego y prospectivo. Adalat (nifedipino GITS) demostró reducir los acontecimientos cardiovasculares y cerebrovasculares en un grado comparable a una combinación diurética estándar.

Propiedades: Nifedipino es un antagonista del calcio del grupo de las 1,4-dihidropiridinas. Los antagonistas del calcio reducen la entrada transmembránica de los iones de calcio a través de los canales del calcio lentos hacia la célula. Nifedipino actúa en especial en las células del miocardio y en las células musculares lisas de las arterias coronarias y los vasos de resistencia periférica.

En el corazón, nifedipino dilata las arterias coronarias, especialmente los vasos largos de conductancia, incluso en los segmentos de pared libre de áreas parcialmente estenosadas. Además, nifedipino reduce el tono del músculo vascular liso en las arterias coronarias y previene el vasoespasmo. El resultado final es un incremento del flujo sanguíneo postestenótico y un aumento del aporte de oxígeno. De forma paralela, nifedipino reduce las necesidades de oxígeno disminuyendo la resistencia periférica (post-carga). Con la aplicación a largo plazo de nifedipino también puede prevenirse el desarrollo de nuevas lesiones ateroscle­róticas en las arterias coronarias.

Nifedipino reduce el tono del músculo liso arteriolar, disminuyendo así el aumento de la resistencia periférica y, en consecuencia, la presión arterial. Al principio del tratamiento con nifedipino, puede haber un inCRemento transitorio reflejo de la frecuencia cardíaca y, por tanto, del volumen latido. Sin embargo, este incremento no es suficiente para compensar la vasodilatación. Además, nifedipino incrementa la eliminación de sodio y de agua en la aplicación tanto a corto como a largo plazo. El efecto reductor de la presión arterial del nifedipino es particularmente pronunciado en pacientes hiper­tensos.

En un estudio mutlinacional, aleatorizado, doble ciego y prospectivo que incluía 6321 pacientes hiper­tensos con al menos un factor de riesgo adicional y un seguimiento de 3 a 4,8 años, Adalat (nifedipino oros) demostró reducir los acontecimientos cardiovasculares y cerebrovasculares en un grado compa­rable a una combinación diurética estándar.

La formulación de Adalat oros - comprimidos se ha concebido para aportar nifedipino a una tasa aproximadamente constante a lo largo de 24 horas. Nifedipino se va liberando del comprimido con una tasa del orden cero a través de un proceso controlado por membrana y de diferencial osmótico. La tasa de liberación es independiente de pH o movilidad gastrointestinal. Después de la toma, los componentes biológicamente inertes del comprimido se mantienen intactos a lo largo del tránsito gastrointestinal y se eliminan a través de las heces como cápsula insoluble.

Advertencias y precauciones especiales para su administración: Debe tenerse cuidado en pacientes con una presión arterial muy baja (hipotensión grave con una presión sistólica inferior a 90 mm Hg), en casos de insuficiencia cardíaca manifiesta y en casos de estenosis aórtica grave.

Al igual que con otros materiales no deformables (ver Instrucciones de uso y manipulación), debe tenerse cuidado al administrar Adalat Oros a pacientes con un estrechamiento gastrointestinal grave preexistente, ya que pueden producirse síntomas obstructivos.

En casos individuales, se han descrito síntomas obstructivos sin historia conocida de trastornos gastro­­intestinales.

Adalat Oros no debe administrarse en pacientes con bolsa de Kock (ileostomía tras proctocolectomía).

Al realizar un contraste radiológico con bario, Adalat Oros puede dar lugar a falsos positivos (p.ej., defectos de llenado interpretados como pólipos).

Debe tenerse cuidado en mujeres embarazadas al administrar nifedipino en combinación con sulfato de magnesio i.v. (ver CONTRAINDICACIONES).

En pacientes con trastornos de la función hepática puede ser necesario efectuar una monitorización cuidadosa y, en casos graves, una reducción de la dosis.

En pacientes con insuficiencia renal, en diabéticos ya que modifica la respuesta de la insulina a la glucosa y en discresias sanguíneas.

Efectos en la capacidad de conducir y manipular máquinas:

Las reacciones al fármaco, cuya intensidad varía interindividualmente, pueden trastornar la capacidad de conducir y manipular máquinas. En especial, esto es aplicable al inicio del tratamiento, al cambiar la medicación, y en combinación con alcohol.

En pacientes en diálisis con hiper­ten­sión maligna e hipovolemia, puede producirse una caída clara de la presión arterial como resultado de la vasodilatación.

Interacciones con otros medicamentos y otras formas de interac­ción: Interacciones con otros medicamentos: El efecto reductor de la presión arterial de nifedipino puede verse potenciado al ser administrado concomitantemente con otros fármacos antihipertensivos.

Cuando se administra nifedipino simultáneamente con ß-bloqueantes debe monitorizarse cuidadosamente al paciente ya que puede producirse una hipotensión bastante grave. En casos aislados también se ha observado un empeoramiento de la insuficiencia cardíaca.

Nifedipino se metaboliza a través del sistema del citocromo P450 3A4, localizado tanto en la mucosa intestinal como en el hígado. Por ello, fármacos que, de forma conocida, inhiban o induzcan este sistema enzimático, pueden alterar el primer paso (tras la administración oral) o el aclaramiento de nifedipino.

Digoxina: La administración simultánea de nifedipino y digoxina puede llevar a la reducción del aclaramiento de la digoxina y, con ello, a un aumento de las concentraciones plasmáticas de digoxina. En consecuencia, como precaución, deben controlarse los síntomas de sobredosis de digoxina en el paciente y, en caso de necesidad, debe reducirse la dosis glicosídica teniendo en cuenta la concentración plasmática de digoxina.

Fenitoína induce el sistema del citocromo P450 3A4. La administración concomitante de fenitoína reduce la biodisponibilidad nifedipino, debilitando así su eficacia.

Cuando se administran ambos fármacos conjuntamente, debe controlarse la respuesta clínica al nifedipino y, en caso de necesidad, considerarse un aumento de la dosis de nifedipino. Si se incrementa la dosis de nifedipino durante la co-administración de ambos fármacos, debe tenerse en cuenta reducir la dosis de nifedipino al interrumpir el tratamiento con fenitoína.

Quinidina: Al administrar simultáneamente nifedipino y quinidina, se ha podido observar en algunos casos una disminución de quinidina o, al interrumpir la administración de nifedipino, un incremento claro de las concentraciones plasmáticas de quinidina. Por esta razón, cuando se administra adicionalmente o se interrumpe el tratamiento con nifedi­pino, se recomienda controlar la concentración plasmática de quinidina para, en caso de necesidad, efectuar un ajuste de la dosis de quinidina.

Algunos autores han descubierto aumentos de la concentración plas­mática de nifedipino en la coadmi­nistración de ambos fármacos; otros autores, sin embargo, no observaron alteración alguna de la farmacocinética de nifedipino. Por ello, debe controlarse cuidadosamente la presión arterial si se añade quinidina al tratamiento existente con nife­dipino. En caso de necesidad, debe reducirse la dosis de nifedipino.

Quinupristina/Dalfopristina

La administración simultánea de quinupristina o dalfopristina y nifedipino puede propiciar la aparición de elevadas concentraciones de nifedipino en plasma. Antes de la coadministración de ambas sustancias, se debe controlar la tensión arterial y, en caso necesario, considerar una reducción de la dosis de nifedipino.

Cimetidina: Debido a su efecto inhibidor del citocromo P450 3A4, la cimetidina aumenta las concentraciones plasmáticas de nifedipino, pudiendo potenciar su efecto antihipertensivo.

Rifampicina: La rifampicina induce fuertemente el sistema citocromo P450 3A4. En casos de co-ad­ministración con rifampicina, la biodisponibilidad de nifedipino se reduce de forma clara, con lo que se debilita su eficacia. Por ello, está contraindicado el uso de nifedipino en combinación con rifampicina.

Diltiazem: El dialtiazem disminuye el aclaramiento de nifedipino. La combinación de ambos fármacos debe administrarse con precaución, considerando una posible reducción de la dosis de nifedipino.

Jugo de toronja: El Jugo de toronja inhibe el sistema del citocromo P450 3A4. Por ello, la administración de nifedipino conjuntamente con jugo de pomelo lleva a un aumento de las concentraciones plasmáticas de nifedipino al aumentar la biodisponibilidad del fármaco. Como consecuencia, puede incrementarse el efecto reductor de la presión arterial.

Cisapride: La administración simultánea de cisapride y nifedipino puede llevar a un aumento de las concentraciones plasmáticas de nifedipino. En la co-administración de ambos fármacos, debe controlarse la presión arterial y, en caso de necesidad, considerar una reducción de la dosis de nifedipino.

Posibles interacciones teóricas:

Eritromicina: No se han efectuado estudios de interacción entre nifedipino y eritromicina. Se sabe que la eritromicina inhibe el metabolismo mediado por el citocromo P450 3A4 de otros fármacos. Por ello, no puede excluirse la posibilidad de un incremento de las concentraciones plasmáticas de nifedipino en la co-administración de ambos fármacos.

Fluoxetina: Hasta la fecha, no se ha realizado ningún estudio clínico que investigue la posible interac­ción medicamentosa entre nifedipi­no y fluoexitina. La fluoxetina ha demostrado inhibir in vitro el metabolismo del nifedipino mediado por el citocromo P450 3A4. Por ello, no puede excluirse un aumento de las concentraciones plasmáticas de nifedipino en la coadministración de ambos fármacos. Cuando se administra fluoxetina conjuntamente con nifedipino, debe controlarse la presión arterial y, en caso de necesidad, considerarse una reducción de la dosis de nifedipino.

Indinavir, Ritonavir, Saquinavir: Hasta la fecha no se ha realizado ningún estudio clínico que investigue la posible interacción medicamentosa entre nifedipino e indinavir, ritonavir o saquinavir. Se sabe que los fármacos de esta clase inhiben el sistema del citrocromo P450 3A4. Además, indinavir y ritonavir han demostrado inhibir in vitro el metabolismo del nifedipino mediado por el citocromo P450 3A4. Cuando se administran conjuntamente con nifedipino, no puede excluirse un incremento sustancial de las concentraciones plasmáticas de nifedipino debido a un descenso del metabolismo de primer paso y a una disminución de la eliminación. En la coadministración, debe controlarse la presión arterial y, en caso de necesidad, considerarse una reducción de la dosis de nifedipino.

Ketoconazol, itraconazol, fluconazol: Todavía no se ha realizado un estudio de interacción formal sobre una posible interacción medicamentosa entre nifedipino y ketoconazol, itraconazol o fluconazol. Los fármacos de esta clase inhiben el sistema del citocromo P450 3A4. Al administrarlos conjuntamente con nifedipino, no puede excluirse un incremento sustancial de la biodisponibilidad sistémica de nifedipino, debido a un descenso del metabolismo de primer paso. En la co-administración, debe monitorizarse la presión arterial y, en caso de necesidad, considerarse una reducción de la dosis de nifedipino.

Tacrolimus: Ha demostrado metabolizarse a través del sistema del citocromo P450 3A4. Datos recientemente publicados indican que, en algunos casos, debe reducirse la dosis de tacrolimus administrado simultáneamente con nifedipino. En la co-administración de ambos fármacos, deben controlarse las concentraciones plasmáticas de tacro­limus y, en caso de necesidad, debe considerarse la reducción de la dosis de este último.

Carbamazepina: No se han realizado estudios formales para investigar una posible interacción entre nifedipino y carbamazepina. Como se ha demostrado que, debido a la inducción enzimática, la carbamazepina reduce las concentraciones plasmáticas de bloqueadores de los canales de calcio de estructura similar, como el nimodipino, no puede excluirse una reducción de las concentraciones plasmáticas de nifedipino y, en consecuencia, de su eficacia.

Fenobarbital: No se han realizado estudios formales para investigar una posible interacción entre nifedipino y fenobarbital. Como se ha demostrado que, debido a la inducción enzimática, fenobarbital reduce las concentraciones plasmáticas de bloqueadores de los canales de calcio de estructura similar, como el nimodipino, no puede excluirse una reducción de las concentraciones plasmáticas de nifedipino y, en consecuencia, de su eficacia.

Acido valpróico: No se han realizado estudios formales para investigar una posible interacción entre nifedipino y ácido valpróico. Como se ha demostrado que, debido a la inducción enzimática, el ácido valpróico aumenta las concentraciones plasmáticas de bloqueadores de los canales de calcio de estructura similar, como el nimodipino, no puede excluirse un aumento de las concentraciones plas­má­ticas de nifedipino y, en consecuencia, de su eficacia.

También se presenta interacción con drogas como los antiarrítmicos, la terfenadina y la cimetidina.

Interacciones que se han demostrado inexistentes

No presenta efecto alguno en la farmacocinética de nifedipino la administración concomitante de los siguientes fármacos: Ajmalina, benazepril, debrisoquina, doxazosina, omeprazol, orlistato, pantoprazol, ranitidina, rosiglitazona, talinolol, triamterene hidroclorotiazida.

Aspirina: La administración concomitante de nifedipino y 100 mg de aspirina no tiene efecto en la farmacocinética del nifedipino. La coadministración de nifedipino no altera el efecto de aspirina 100 mg en la agregación plaquetaria y el tiempo de hemorragia.

Candesartan cilexetil: La administración concomitante de nifedipino y candesartan cilexetil no tiene efecto en la farmacocinética de ninguno.

Cerivastatina: La administración concomitante de nifedipino y cerivastatina no tiene efecto en la farmacocinética de ambos fármacos.

Irbesartan: La administración concomitante de nifedipino e irbesartan no tiene efecto en la farmacocinética del irbesartan.

Otras formas de interacción:

Nifedipino puede provocar un incremento falso de los valores espectrofotométricos del ácido vanilin- mandélico urinario. Sin embargo, la medición por HPLC no se ve afectada.

Contraindicaciones: Adalat Oros no debe administrarse en casos de hipersensibilidad conocida al nifedipino.

Nifedipino no debe administrarse durante el embarazo y la lactancia.

Nifedipino no debe administrarse en casos de shock cardiovascular.

Nifedipino no debe administrarse en combinación con rifampicina ya que no pueden alcanzarse niveles plasmáticos eficaces a causa de la inducción enzimática.

Embarazo y Lactancia: Embarazo y fertilidad: Nifedipino está contraindicado en el embarazo.

Nifedipino ha demostrado provocar efectos teratogénicos en ratas y conejos, incluyendo anomalías digitales. Dichas anomalías se producen posiblemente como resultado de la afectación del flujo sanguíneo uterino. La administración de nifedipino se ha asociado a una serie de efectos embriotóxicos, placentotóxicos y fetotóxicos, inclusive fetos con malformaciones (ratas, ratones, conejos), placentas pequeñas y cilios corió­nicos subdesarrollados (monos), muertes embriónicas y fetales (ratas, ratones, conejos), así como prolongación del embarazo/disminución de la superviviencia neonatal (ratas; no evaluado en las otras especies). Todas las dosis asociadas a los efectos teratogénicos, embriotóxicos o fetotóxicos en animales presentaron toxicidad materna y suponían varias veces la dosis máxima recomendada en personas.

No hay estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas.

En algunos casos de fertilización in-vitro, se han asociado los antagonistas del calcio, como nifedipino, a alteraciones bioquímicas reversibles en la sección de la cabeza de los espermatozoides que podrían resultar en un trastorno de la función espérmica. En aquellos hombres que, sin éxito, hayan intentado repetidamente procrear mediante fertilización in vitro y en los que no pueda encontrarse ninguna otra explicación, una posible causa podrían ser los antagonistas del calcio, como nifedipino.

Lactancia: Nifedipino pasa a la leche materna. Como no hay experiencia de posibles efectos en lactantes, debe interrumpirse la lactancia si se hace necesario inicar el tratamiento con nifedipino durante este periodo.

Posología y método de administración:

• Dosificación (dosis e intervalo)

En la medida de lo posible debe adaptarse el tratamiento a las necesidades individuales.

Según la gravedad del cuadro clínico en cada caso, debe irse introduciendo gradualmente la dosis básica. En pacientes con trastornos de la función hepática, puede ser necesario efectuar un control cuidadoso y, en casos graves, reducir la dosis.

A menos de que se prescriba lo contrario, se aplica el siguiente esquema de dosificación en adultos:

Generalmente debe iniciarse el tratamiento con la dosis de 30 mg / 1 vez al día.

Cuando procede, se considera una dosis inicial de 20 mg una vez al día, si existe indicación clínica. Las dosis intermedias, es decir, 40 mg, 50 mg etc., pueden aplicarse en combinaciones de comprimidos, es decir, de 20 mg + 20 mg ó 20 mg + 30 mg.

En función de la gravedad de la enfermedad y de la respuesta del paciente, puede aumentarse gradualmente la dosis hasta 120 mg al día.

• Duración del tratamiento: El médico determinará la duración terapéutica.

• Administración: Como regla deben tragarse los comprimidos íntegros con un poco de líquido, fuera de las comidas.

¡Los comprimidos no deben masti­carse ni partirse!

Sobredosis: En casos de graves intoxicaciones con nifedipino pueden observarse los siguientes síntomas: trastornos de la consciencia hasta el punto de coma, caída de la presión arterial, trastornos del ritmo cardiaco (taquicardia/bradicardia), hiperglucemias, acidosis metabólica, hipoxia, shock cardiogénico con edema pulmonar.

Control: en lo que se refiere al tratamiento, es prioritario eliminar la sustancia activa y restaurar condiciones cardiovasculares estables.

Tras ingesta oral, debe efectuarse un profundo lavado gástrico, combinado, en caso de necesidad, con irrigación del intestino delgado.

Especialmente, en caso de intoxicación con sustancias de liberación lenta como Adalat Oros, la eliminación debe ser lo más completa posible, incluyendo el intestino delgado, para evitar la absorción subsiguiente de sustancias activas, que sería inevitable.

La hemodiálisis no tiene sentido, ya que nifedipino no es dializable; sin embargo, se recomienda la plasmaféresis (elevada unión a proteínas plasmáticas, volumen de distribución relativamente bajo).

Los trastornos bradicárdicos del ritmo cardiaco pueden tratarse sintomáticamente con ß-simpatomiméticos y, en los trastornos bradicárdicos con riesgo de muerte, puede recomendarse un tratamiento con un marcapasos transitorio.

La hipotensión como resultado de un shock cardiogénico y la vasodilación arterial pueden tratarse con calcio (10-20 ml de una solución de gluconato cálcico al 10 %, administrada lentamente por vía i.v. y repetida, en caso de necesidad). Como resultado de ello, el calcio sérico puede llegar al rango normal superior o incluso a niveles ligeramente elevados. Si se obtiene un incremento insuficiente de la presión arterial con el calcio, pueden administrarse adicionalmente simpaticomiméticos vasoconstrictores, tales como la dopamina o la noradrenalina. La dosificación de estos fármacos se determina exclusivamente en base al efecto obtenido.

Líquidos y volumen adicionales deben administrarse con precaución debido al riesgo de sobrecarga del corazón.

Instrucciones de uso y manipulación:

La medicación en Adalat Oros contiene un recubrimiento no absorbible que libera lentamente el fármaco para ser absorbido por el organismo. Cuando se completa este proceso, el comprimido vacío se elimina del organismo y podrá apreciarse en las heces

El principio activo fotosensible en Adalat Oros tiene una fotoprotección dentro y fuera de su envase. No obstante, los comprimidos deben protegerse frente a la humedad y sólo deben retirarse de su envase justo antes de su utilización.

 

Nota

No debe utilizarse tras la fecha de caducidad.

Mantener fuera del alcance de los niños

Presentaciónes:

Adalat Oros 20mg x 16 tab

Adalat Oros 30mg x 8 x 16 tab

Adalat Oros 60mg x 8 x 16 tab

Adalat Oros 20mg Nº E.F. 30.124

Adalat Oros 30mg Nº E.F. 26.766

Adalat Oros 60mg Nº E.F. 26.767

Venta con Prescripción Facultativa.

Para descarga este medicamento haga clik aqui


Publicado por miempleoya @ 17:12
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios